(previously)

Final

El 18 de marzo mi amiga Andrea llegó de Nueva York con mi nuevo Kindle Paperwhite en su valija. No hubo unboxing porque lo trajo suelto, como si fuera de uso personal, aunque también me dijeron que en Aduana no le dan bola a los ereaders.

No fue una adaptación natural: el encendido y apagado era diferente; subrayar, sobre todo pasando de página, demandó práctica; el brillo nunca llega a cero como en mi viejo Kindle 3; y, si me preguntan, sigo prefiriendo el pase de páginas con botón en lugar de ir dejando huellas de dedos en el área de lectura cada vez que paso a la página siguiente.

¿Es más portable? Sí ¿Tiene mejor contraste y definición? Tal vez. ¿Dura más la batería? No, menos.

Una característica que no leí en ningún lado y que para mí es una gran ventaja es la posibilidad de usar varios diccionarios a la vez. Con el Kindle 3 podía usar el diccionario de español o el de inglés, pero no los dos a la par. Ahora sí.

En mi experiencia, el navegador es definitivamente peor que el del Kindle 3. No logré navegar ninguna página de las que probé sin que se me colgara y tuviera que reiniciar el ereader. Pero quizás fue casualidad.

No me bajé todos los libros que tenía en el Kindle anterior. Como la gran mayoría son los llamados “Personal Documents”, solo bajé, al menos por ahora, los tres libros que estaba leyendo y algunos artículos que a veces consulto. El resto puede quedar en la nube hasta que lo vuelva a necesitar.

Para que las extensiones “SENTtoREADER”, que uso en Firefox y “Send to Kindle”, que uso en Chrome siguieran mandándome aquellos artículos que deseo leer en el Paperwhite, en lugar de cambiar el email en las extensiones, lo cambié en Amazon, asignándole el email de mi Kindle 3 (que ya no pienso volver a usar) al nuevo.

Me resultó muy incómodo de usar sin funda, temía dañarlo. Compré esta en Mercado Libre. Es excelente.

Por último, me faltaba probar un truco, que puede servirle a la mayoría de los que están leyendo esto: convertir un Kindle con Special Offers en uno sin publicidad. ¿Cómo se hace? Acá pueden ver el procedimiento. Volví por tercera vez al chat de Amazon, y le dije en inglés al operador que ya que las ofertas que aparecen en mi Kindle no son aplicables al pais en el que resido, si podía eliminarlas de mi dispositivo. Tras unos segundos de espera, me informó que había sacado de mi modelo los dos espacios de publicidad, sin costo alguno. Unos segundos después, tras agradecerle, prendí mi Kindle y, efectivamente, ya no tenía ni el wallpaper ni el banner publicitario. Con lo que terminé comprando un modelo de 139 dólares a 97.

Espero que este reality haya sido útil. Y que sirva de consuelo a todos los que perdieron su Kindle por bolsos apretujados, vasos volcados, movimientos torpres o hijos curiosos. Mi mensaje es concluyente: hay esperanza. ¡Ánimo!

IMG_20140426_182409073

FIN

 

(previously)

chat_amazon

And the winner is…

“Hello, Diego Rottman. How can we help you today” decía la ventanita de chat de Amazon. Mientras esperaba que me atendiera el operador terminaba de decidirme si iba a decirle que compraba el Kindle Paperwhite, primera generación y refurbished a 83 dólares o un viejo Kindle, también refurbished, a 47 dólares. Ya no me preocupaba el envío porque de casualidad una amiga venía de Nueva York y me lo iba a traer, así que me desentendí de las propuestas para clientes que viven fuera de EE.UU.

Hello there! Thank you for taking the time to contact Amazon.com Kindle. My name is Ted, your Kindle Specialist. I’ll be more than happy to assist you today.

No hizo falta explicarle a Ted todo de nuevo. Ya sabía mi situación y me pedía que le dijera por cuál me decidía, así lo ponía en mi carrito de compras con el descuento apropiado.

De golpe, no sé cómo, me iluminé. Le pregunté qué pasaba si en lugar de los modelos refurbished quería comprar uno nuevo. ¿Tendría algún descuento?

- Claro – respondió – elija un modelo y le bonificamos 30 dólares.

“Hubieran empezado por ahí”, pensé. Entre un Paperwhite primera generación refurbished a 83 y uno nuevo de segunda generación a 119-30= 89 dólares la elección estaba clara.

Encargué el Kindle nuevo y el operador me dijo que en realidad el descuento se me iba a aplicar en la primera compra que hiciera, sin importar el producto que fuera.

Me despedí de Ted y me fui a poner el ereader en el carrito de compras, fui al checkout, donde tenía el descuento de los 30 dólares y pagué, incluyendo el envío e impuestos, 97 dólares.

kindle_order

Pero todavía faltaban dos cosas: recibirlo y conseguir un descuento adicional. No se pierdan el Season Finale, porque pueden usarlo también para sus Kindles.

(¡ya termina, falta poco!)

ebooks(previously)

- Y vos, ¿de qué trabajás?
- Soy crítico de ereaders

Y ahí estaba, sin Kindle y buscando recomendaciones sobre un nuevo ereader. La mejor fuente para esto es un blog llamado Goodereader, independiente y bien documentado. Los posts me fueron llevando a su canal de YouTube, donde llegué a los mejores dispositivos de lectura de 2013:

y a los mejores cinco lectores de ebooks de 2013:

Los finalistas entonces eran  el Kobo Aura y el Kindle Paperwhite. Qué mejor que ver una comparativa a fondo entre estos dos dispositivos, también realizada por los muchachos de Goodereader:

De acá se desprende que el ganador es, no por mucho, el Kobo Aura, pero es más caro que el Paperwhite, difícil de conseguir y en Amazon las reseñas eran tibias.

Y otra elección era, ¿el Kindle Paperwhite original, que me ofrecían refurbished con descuento en Amazon, o el nuevo? ¿Son muy grandes las diferencias entre ambos? Este video me desasnó:

Claramente las diferencias entre las dos versiones son más de software que de hardware. Y posterior a este video, Amazon terminó actualizando el Paperwhite 1 con las mismas características que el 2.

La decisión estaba tomada: iba a comprar el Paperwhite 1, refurbished, con descuento.

Pero todavía iba a haber algo que me hiciera cambiar de opinión nuevamente.

(continuará)

keepcalm(previously)

Keep calm and read a book

Ahora que no tenía más Kindle y que veía que la cosa iba para largo, tenía que encontrar cómo reemplazar mis lecturas.

La primera opción fue probar la versión software del Kindle: me instalé la app de Kindle para iOS en el iPad y el Kindle para Windows en la notebook.

No me fue bien. Las diez pulgadas del iPad me resultaban poco manipulables para la lectura extendida. Y el brillo de la pantalla me agotaba la vista. Igual, un poco leí.

Con la PC fue peor. Si leer en el iPad era ergonómicamente molesto, en la computadora las desventajas se agrandaban. Además, la versión para Windows no sincroniza los “Documentos Personales”, es decir, las lecturas mandadas desde el navegador con las extensiones SENDtoREADER y Send to Kindle y tampoco los libros “conseguidos” fuera de la tienda de Amazon. Es decir, el 98% del contenido de mi Kindle. Lo desinstalé en tiempo récord.

Días antes de irme de vacaciones, mi amiga Carolina Reymúndez me regaló su flamante primer libro, “El mejor trabajo del mundo”. En la primera página había una dedicatoria horrible, en la que la autora aseguraba que yo jamás leería las siguientes 206 páginas (al menos esa página creía que sí iba a leerla), y remataba con un ecuánime “igual te quiero”, que procuraba suavizar el resto.

Probablemente tenía razón, pero el Kindle roto me iba a permitir volver al papel y, sobre todo, desmentirla. El libro, que cuenta el backstage de ser periodista turístico, tiene un ventaja y una desventaja. La ventaja es que es adictivo, bello, divertido e informativo. La desventaja es que se acaba rápido. No esperen que les dure más de dos o tres días, sin una lectura muy intensiva.

El retorno al libro físico fue un modo de recordarme por qué quiero al Kindle. Reviví los 101 motivos para tener un lector de ebooks y sumé un par más:

1) Estoy envejeciendo. A mis 44 años ya no puedo leer sin lentes, la presbicia avanza. De lejos veo bien, por lo que en el día a día no uso anteojos. Con el Kindle puedo agrandar el tamaño de la tipografía a gusto, con el libro tradicional no me queda más remedio que cargar con los lentes adonde sea que vaya. Y, no sé si los cortos de vista con más experiencia que lean esto tienen una solución mejor, pero no encontré cómo llevar la funda que no sea en la mano. No uso bolsillos grandes, no cargo bolso y mucho menos riñonera. Cuando me olvidaba los anteojos, directamente no podía leer.

2) No sirve para los almuerzos. El Kindle suele ser mi compañía cada mediodía mientras como. Lo apoyo al lado del plato y me brinda entretenimiento durante una hora. Pero el libro 1.0 no ofrece “manos libres”. No se puede cortar la carne y leer a la vez, a menos que se hagan complejas maniobras apoyando un servilletero en un extremo del libro y un vaso en el otro, temiendo siempre el efecto catapulta. Aparte, a este artefacto hay que desmontarlo y volver a montarlo con cada cambio de página. Y todo sacándome los lentes para mirar al mozo y volviéndomelos a poner para continuar con la lectura.

Después de terminar el libro de Carol, volví a la tablet, pero no para leer, sino para definir qué ereader me convenía comprar. Cuanto antes.

(continuará)

jeff-bezos-with-Kindle-Fire-HDX

(previously)

To be or not to be

¿Qué poner en Google para ver alguna manera de arreglarlo o confirmar que lo tengo que tirar a la basura y comprar uno nuevo? Empecé con kindle screen frozen fix (arreglo a la pantalla de kindle congelada). Los resultados me llevaron a esta página, donde Amazon proponía una solución elegante al problema. ¡En apenas 20 segundos iba a tener mi Kindle de nuevo!

No.

Después de los 20 segundos, todo volvió a estar igual. Evidentemente el problema estaba mal buscado, esto era una especie de reset para cuando el Kindle se cuelga.

Había que buscar de otra manera.

Después de varias pruebas, en un post de Amazon UK que ahora no localizo, daban el diagnóstico: no hay forma de arreglar al Kindle una vez que aparece solo una parte de la pantalla congelada, es la parte más cara del aparato, conviene reemplazarlo por uno nuevo.

Pero también ofrecían una solución. Si se contactaba al soporte técnico de Amazon, ellos daban las instrucciones para ponerlo en una caja, mandárselos y recibir un flamante ereader del mismo modelo.

El modo de contactar al soporte técnico está bastante escondido. Al final lo encontré. El link para mí es este, pero no sé si varía con cada usuario. Luego de seleccionar el aparato y responder a una serie de preguntas, me proponen hablar por teléfono, chatear o escribirles para resolver el problema. Opté por el chat.

MJ, un simpático operador, fue guiándome en inglés hasta una solución. Me confirmó que el aparato es insalvable y que, como la garantía estaba vencida, no podría recibir uno nuevo como contaban en los foros.  Pero que “para no dejarme colgado” podía ofrecerme un aparato a un precio más barato que el que se vende en la tienda.

Podía elegir entre los siguientes modelos:

Certified Refurbished Kindle, 6″ E Ink Display, Wi-Fi – Includes Special Offers (Black) for $47.20
Certified Refurbished Kindle Touch, Wi-Fi, 6″ E Ink Display – includes Special Offers & Sponsored Screensavers for $63.20
Certified Refurbished Kindle Touch 3G (ATT), Free 3G + Wi-Fi, 6″ E Ink Display – includes Special Offers & Sponsored Screensavers for $103.20
Certified Refurbished Kindle Paperwhite, 6″ High Resolution Display with Built-in Light, Wi-Fi – Includes Special Offers [Previous Generation] for $83.20
Certified Refurbished Kindle Paperwhite 3G, 6″ High Resolution Display with Built-in Light, Free 3G + Wi-Fi – Includes Special Offers [Previous Generation] for $127.20
Certified Refurbished Kindle Fire 7″, LCD Display, Wi-Fi, 8 GB – Includes Special Offers for $63.20
Certified Refurbished Kindle Fire HD 7″, Dolby Audio, Dual-Band Wi-Fi, 16 GB – Includes Special Offers [Previous Generation] for $103.20
Certified Refurbished Kindle Fire HD 7″, Dolby Audio, Dual-Band Wi-Fi, 32 GB – Includes Special Offers [Previous Generation] for $127.20

Le hice varias preguntas:

Pregunta 1) ¿Estos modelos son válidos para comprar desde Argentina?

Me respondió que no, son válidos solo si se compran desde un domicilio de EE.UU. Para otros países estos eran los modelos en promoción:

Certified Refurbished Kindle, 6″ E Ink Display, Wi-Fi for $55.00
Kindle Touch, 6″ E Ink Display, Wi-Fi for $111.00
Kindle Fire 2nd Generation for $127.00
Kindle Fire HD 16GB for $159.00

Pregunta 2) ¿Todos son refurbished?

Sí. Amazon define a los modelos refurbished como aquellos que ya fueron usados, pero que se reacondicionaron, testearon y certificaron por Amazon para lucir como nuevos.

Pregunta 2) ¿Los refurbished tienen garantía?

Sí, un año, como cualquier Kindle.

Estas ofertas no tienen un link directo. Se compran a través del operador. Solo me quedaba saber cómo proceder en caso de no querer comprar el aparato en ese momento. Ningún problema, me dijo MJ, dejo una nota en su cuenta así cuando vuelva a entrar para chatear con operador, él ya esté al tanto de todo y solo tendría que decirle qué modelo prefiero.

Gracias. Fin del chat.

Ya sabía que iba a tener que cambiar mi Kindle. No quería ninguna tablet, con lo que las Kindle Fire quedaban descartadas. Podía elegir desde el Kindle refurbished que me ofrecían a 47 dólares, consiguiendo alguien que me lo trayera desde EE.UU., hasta un Kindle Paperwhite nuevo comprado desde Argentina a 139 dólares.

Pero en el medio, antes de decidirme, iban a aparecer otras opciones más atractivas.

(continuará)

Las cinco fases del duelo No quería perderme el atardecer en la playa de Santa Ana, parecido al de otros días, pero hipnótico como para ignorarlo. Apagué el Kindle en el 92% del alucinante “Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos” y lo apoyé sobre una lona en la arena. La última rayita de sol […]

Amazon y el libro electrónico son fantásticos para los escritores. Si antes un editor decía no, era no. Ahora puedes editar tu libro y venderlo. Para los que llevamos tiempo en esto, es un mercado más. Antes había tapa dura, tapa blanda y audio. Ahora hay también libros digitales, que son maravillosos. Todo eso es […]

Muchos de ustedes ya sabrán los precios que tienen los insumos de impresión. La tinta de impresora (esa que viene dentro de los cartuchos) está entre las sustancias más caras del mundo. La gente de EnerGenie, con esto en cabeza, se propuso darle una vuelta de tuerca a las funciones tradicionales de un eReader. Desarrollaron […]

En lo que podría convertirse en una moda pasajera o en una tendencia mundial, esta semana quedó inaugurada BiblioTech, la primera biblioteca pública sin libros de papel del mundo. Se trata de un local ubicado en San Antonio, Estados Unidos, y que cuenta con 100 eBooks para prestar y docenas de pantallas en donde los […]