El antecedente más antiguo que pude encontrar de esta noticia se remonta al día 1ro de agosto y desde entonces llegó rodando, lentamente hasta aquí: el Sony Reader no se producirá más. Quiero señalar que no pude encontrar ningún comunicado oficial de parte de Sony, pero está tan difundida y parece tan justificada que resulta difícil pensar que no sea cierta. Sony fue dejando el negocio de los eBooks casi sin que nos diéramos cuenta. Tanto no nos dimos cuenta que la existinción resulta completamente irrelevante.

El Sony reader fue uno de los dispositivos pioneros de lectura y el primero que tuve entre mis manos, en aquellos días que Amazon hacía sus primeras armas y todavía dejaba ver alguna luz para la competencia. Hoy ese espacio ya no existe y Sony decide con sabiduría, retirarse del negocio antes que seguir perdiendo dinero en un rubro donde nunca podrá dominar.

Según estas mismas fuentes que publicaron la noticia, Sony tiene dispositivos en stock que seguirá vendiendo hasta liquidar las existencias y luego, habrá sido el fin. La tienda de ebooks de Sony “Reader store” dejó de existir en marzo, trasladando sus clientes a la canadiense Kobo.

Les dejo un video para los nostálgicos, que ya tiene 5 años de antiguedad, en el que reseñaba un Sony Reader. Lo hice para un blog que se llamaba Hablando del asunto. Entonces el kindle apenas estaba por su segunda generación y era una completa novedad.

Estoy leyendo un libro de mediana longitud en mi kindle paperwhite. Se trata de Pastoral americana, de Philip Roth, en su edición de papel tiene unas 500 páginas. No es el Ulises pero tampoco una novelita breve. ¿Cuál es el problema? La ansiedad me está matando porque no sé por dónde voy. Sí, me dice el porcentaje que avancé, pero eso no me alcanza. La abstracción todavía me resulta un poco árida y más aún cuando estoy acostumbrado a leer en el kindle textos breves o artículos. Me puse a indagar si alguien más padecía esta ansiedad y me encontré con una propuesta muy interesante de Mark Ryan Sallee. Él desarrolló lo que se llama un mockup, es decir una prueba de concepto de cómo podría ser un diseño alternativo, por su propia iniciativa.

Este diseñador reconoce dos problemas básicos en la interfaz del kindle: uno que denomina “la vieja metáfora” primero y “el posicionamiento y contexto” después. Vamos por partes.

  1. La vieja metáfora se recibe a nuestro conocido skeomorfismo. Este palabra conceptualiza el procedimiento de reproducir formas de una teconología anterior sobre otra más avanzada por una cuestión estética o nostálgica pero de ninguna manera funcional. Hablamos concretamente de las páginas. El kindle podría avanzar de abajo hacia arriba, tal como las páginas webs o el timeline de twitter.
  2. Para Mark Sallee, Amazon removió ingeniosamente la posibilidad de saber con certeza por dónde vamos en el libro. Sí, está el porcentaje de lectura, pero es bastante difícil conocer por dónde vamos contextualmente. Podemos avanzar una página para atrás y otra para adelante, pero más que eso se convierte en algo molesto. Al mismo tiempo, el concepto de página es evanescente. Si cambiamos el tipo o tamaño de tipografía, la página ya no lucirá igual, las líneas habrán cambiado.

Entonces, vienen las propuestas:

  • Una barra de progreso lateral: olvidemos las páginas o el porcentaje de lectura. Una barra de progreso resulta mucho más funcional y realmente podría mostrar en qué punto de nuestra lectura estamos tanto como el inicio de capítulos (EDIT: la barra de progreso existe en las versiones viejas de kindle, pero no tiene la funcionalidad que tendría esta).

Barra de progreso

  • Líneas previas: al pasar de página perdemos el contexto. Esto pasa también en el papel, pero en la lectura digital no tendría por qué. Podríamos tener siempre arriba cinco líneas previas que nos ayuden a mantener siempre fresco el contexto y no sufrir el corte de una nueva página.

Líneas previas

  • Escaneo de páginas: deslizando el dedo sobre la barra de progreso podrías “hojear” el libro, una capacidad del libro papel muy muy útil que hemos perdido con la lectura electrónica. Al soltar el dedo, volveríamos a la posición inicial.

Escaneo de páginas

  • Foco variable: ¿por qué tenemos que estar sometidos a las reglas del papel si estamos en un nuevo mundo? La lectura digital nos podría permitir destacar un párrafo o un sector determinado de la pantalla si estamos más a gusto leyendo solo en ese espacio.

Foco variable

Lo que sigue es una nota de prensa de la Biblioteca Británica. En él se anunciaba que esa biblioteca gracias a un convenio con Microsoft iba a digitalizar y poner a disposición del público unos 65000 libros del siglo XIX de filosofía, historia, poesía y literatura. Según este convenio también, este material estaría disponible en la tienda Kindle. ¿Ustedes lo vieron?

La pregunta no es retórica. Este convenio tuvo nota de prensa oficial, en medios reconocidos y en blogs también reconocidos. Busqué en la tienda Kindle, busqué en la web de la biblioteca, pero sin suerte.

El dato duro sería que todavía queda mucho trabajo para las bibliotecas en el proceso de digitalización del material bibliográfico y que ese trabajo no puede ser puesto en manos de una empresa como Amazon sino a disposición del público general. En la Biblioteca Nacional también se ofrecen links a material digitalizado, pero ninguno funciona.

 

Originally digitised in partnership with Microsoft Livesearch, the British Library’s new deal with Amazon will unlock 65,000 editions of 19th century philosophy, history, poetry and literature – over 25 million pages of content. Covering Amazon’s sites in US, the UK, France and Germany, and Amazon’s revolutionary wireless portable reading device Kindle, this landmark agreement will enable a whole new global generation of readers to rediscover countless forgotten literary gems.

Estimates suggest that roughly 35% to 40% of the British Library’s 19th century British printed collections are either unique, or at least inaccessible through other major libraries in the UK and abroad. This deal is a prime example of how the British Library is continuing to explore new technologies and innovative business models to improve access to its historic collections.

Covering the likes of Dickens, Austen, and Conan Doyle, the 65,000 titles also include a range of lesser know Victorian classics such as, A Strange Story by Edward Lytton, one of the period’s most popular novelists – now largely neglected, and The Story of a Modern Woman by Ella Hepworth Dixon, described as ‘the greatest unread novel of female struggle’. Through print on-demand with CreateSpace, part of the Amazon group of companies, readers will be able to have their very own copies of these previously rare and inaccessible titles now in the public domain, including some classic first editions, re-printed at an affordable price. Print-on-demand is both a convenient and economically viable way of making these collections available. In addition, Kindle owners will be able to download these titles for free.

La noticia más saliente de los últimos días en lo que a ebooks se refiere es el nuevo Amazon Unlimited. Se trata de un servicio por suscripción para los clientes de kindle. Este tipo de sistema ya existe hace bastante tiempo para otras plataformas, pero parece que Amazon al fin se animó a dar el paso y probar con él.

  1. Me dediqué a repasar los términos y condiciones para saber en qué consiste:Se ofrecen alrededor de 600.000 títulos y 2000 audiolibros. De esa suma, unos 24.000 títulos se ofrecen en español.
  2. Solo está disponible para los clientes con cuenta en Amazon EEUU.
  3. Los títulos ofrecidos podrían variar sin previo aviso
  4. Se puede pagar solo con tarjeta de crédito y por si algún motivo no se puede concretar el pago, se pierde tu “colección” de títulos.
  5. En el momento en que dejás de pagar o cancelás tu cuenta, todos tus libros desaparecen de todos tus dispositivos asociados.
  6. Según el especialista Mike Shatzkin en su blog, ninguna de las 5 editoriales más grandes del mundo (también llamadas “The big five”: Penguin Random House, Macmillan, HarperCollins, Hachette and Simon & Schuster), las que tienen los libros más populares y relevantes, acordó sumarse a este programa de Amazon.
  7. El precio mensual es de U$S 9,99, lo que significa unos $ 110 para nosotros en el resúmen de la tarjeta de crédito.

Si sos un lector muy intensivo, este servicio te podría interesar. Pero solamente si tu nivel de lectura es extremo y omnívoro. Si no es así o si tenés intereses específicos, no parece un buen negocio dado que los libros más interesantes y populares te van a quedar del lado de afuera. Lo interesante es que Amazon ofrece un período de prueba de 30 días para saber si realmente es tu taza de té. A mi que los libros me desaparezcan de un día para el otro porque me desuscribí, no me haría mucha gracia.

Este es un tema que tocamos muchas veces y que va cambiando de acuerdo a las circunstancias y dentro de la palabra “circunstancias” podrían entrar muchas y diversas razones que contribuyen a que no haya una oferta nutrida de dispositivos de lectura en las tiendas argentinas.

Pero no nos vamos a dedicar a eso hoy. Nos llegó un mail que nos avisa que la tienda Falabella está vendiendo el kindle en Buenos Aires. No tenemos ningún tipo de incentivo publicitario, así que podemos hablar libremente. Vamos a analizar un poquito esta cuestión.

Falabella vende el kindle 6 a $2299 en sus locales. Esto tiene algunas cosas a favor y una en contra.

A favor:

  • Podemos pagar con tarjeta de crédito y de acuerdo al banco y las promociones vigentes, tener un plan de cuotas
  • Podemos ver el producto antes de comprarlo
  • Tenemos una garantía que deriva de comprar en un negocio establecido

En contra:

  • El precio es muy superior al que ofrece Amazon. A un argentino con todas las de la ley este mismo aparato podría costarle $1145* comprando en EEUU. En Mercado Libre se consigue por mil pesos menos pero sin garantía, sin cuotas y sin estar seguros del origen del producto.
  • El equipo disponible no es el más nuevo, ofrecen el kindle 6. A mi juicio comprar un kindle que no sea paperwhite (el que está retroiluminado) es un mal negocio.

 

* Estamos calculando U$S 69 con el dólar más el 35% y pagando la tasa aduanera del 50% en Ezeiza.

Para los que no estén familiarizados con el término “unboxing” significa ni más ni menos que desenvolver o literalmente, sacar algo de la caja. Es una forma de menguar el deseo de un objeto de consumo que nos interesa o de aumentarlo decisivamente hasta decidir la compra. En este caso compartimos un video de Guillermo […]

Entre los contenidos que a los lectores del Club más les interesan están los links para descargarse contenido útil para leer en el kindle o en el reader de su preferencia. En este caso les traigo una gran noticia, aunque en esta ocasión será solo para los que puedan leer en inglés. Durante todo el […]

Después de un largo tiempo aproveché para actualizar nuestra página de descargas, tan querida por ustedes. Les recuerdo que allí podrán encontrar únicamente libros electrónicos para descargar en forma legal y gratuita. La poesía no es de los géneros más leídos, pero eso no quiere decir que no tenga sus lectores y que, además, no […]

Algo muy importante está pasando en la industria del ebook que no nos afecta directamente –por lo menos por ahora- pero que nos da una buena idea de cómo podría ser el futuro. ¿A nosotros nos importa la industria? Sí, en la medida que eso determina cómo accedemos a los libros que queremos leer y […]